Huacas del Sol y la Luna: todo lo que debes saber

0
4589
Viajero en moto frente a complejo arqueológico

Entre las fascinantes ruinas del departamento de la Libertad, en la ciudad de Trujillo se encuentra uno de los restos arqueológicos más impresionantes de toda la región: las Huacas del Sol y la Luna. Estas construcciones, legado de la cultura moche, fueron dos centros de gran importancia que hoy en día tienen sus puertas abiertas para mostrar la grandeza de esta cultura. Prepara tu visita a este complejo arqueológico con los datos que aquí te contamos y no te las pierdas, porque las Huacas del Sol y la Luna te dejarán sin palabras. 


La enigmática historia de las Huacas del Sol y la Luna

Personas caminan frente a huacas del sol y luna
Huaca de la Luna

No podemos hablar de las Huacas del Sol y la Luna sin antes hacer un repaso por la historia de la cultura moche o mochica. Los moches fueron una cultura que habitó del siglo I al IX en la costa central de Perú, entre los valles de Lambayeque y Huarmey.

Se trata de una de las culturas más importantes de toda la historia de Perú y destaca principalmente por su impresionante arquitectura de adobe y sus obras de metalurgia y alfarería, de las más novedosas de la época.

Además, los moches fueron unos grandes ingenieros hidráulicos. De esta manera pudieron solucionar la escasez de agua en las zonas más desérticas de su territorio, como el valle donde se encuentran las Huacas del Sol y la Luna.

Las Huacas del Sol y la Luna son la construcción más importante de toda la historia moche, ya que el valle moche, lugar en el que están emplazadas, era considerado como la capital de esta cultura. Construcciones de complejo arqueológico huacas de sol y lunaEntre estas dos impresionantes huacas se encontraba el núcleo urbano de los moches, donde había plazas, viviendas y calles en las que vivía una gran sociedad jerarquizada y dedicada a diferentes profesiones.

Por ejemplo, la clase alta, formada por los sacerdotes, tenían sus casas a los pies de la Huaca de la Luna, en el centro se encontraban los artesanos o textileros, pertenecientes a la clase media alta y los agricultores y pescadores habitaban en los alrededores, ya que formaban parte de la clase baja.


Valle Sagrado y Machu Picchu

Ahora que conoces un poco más sobre la historia de la cultura moche y su idiosincrasia, vamos a meternos de lleno en la historia de la que veníamos a hablarte y por la que estás aquí, la de las Huacas del Sol y la Luna.

Lo primero que queremos contarte de ellas es algo impresionante: estas huacas eran totalmente desconocidas hasta hace 28 años, cuando fueron descubiertas producto del azar. Antes de esto, las huacas estaban cubiertas totalmente y no parecían más que un cerro, que la gente utilizaba como medio de diversión, para realizar caminatas.

Arqueólogos excavando sitio arqueológico de la ruta moche
Arqueólogos excavando en la Huaca de la Luna

Comenzamos este recorrido por la Huaca de la Luna, una gran pirámide que alcanza los 21 metros de altura y que está formada por tres plataformas y cuatro plazas ceremoniales.

La Huaca de la Luna era un templo en el que, entre otras actividades, se realizaban sacrificios humanos. Para escoger a las personas que iban a ser sacrificadas se llevaba a cabo una pelea y el perdedor era degollado. Su cabeza era ofrecida a Aiapaec, dios decapitador, a la par temido y adorado y encargado de castigar y proteger a los moches a partes iguales.

Diseños al interior de huacas de sol y lunaUna de las cosas más sorprendentes de la Huaca de la Luna son sus coloridos relieves. Los moches utilizaron óxido de diferentes minerales para darle color a los muros de sus construcciones y así consiguieron que, a pesar del paso de los años, las imágenes que ellos crearon sigan con un color prácticamente intacto.

En sus relieves contaban historias de su día a día y representaban infinidad de simbología: sacerdotes bailando, guerreros perdedores como prisioneros, dioses representados por diferentes animales… Pero entre todos los relieves es uno el que se lleva el protagonismo en toda la huaca: el de Aiapaec.

Diseño de una deidad en complejo arqueológicoLa imagen de este dios degollador, principal deidad de toda la huaca, es bastante siniestra. Los expertos dicen que está formada por ojos de búho, colmillos de felino y cabello de olas del mar o tentáculos de pulpo. Todo esto, como te podrás imaginar, le daba un toque bastante enojado a Aiapaec, lo que hacía que los moches invirtieran todas sus fuerzas en calmar su ira.

Otra de las curiosidades de la Huaca de la Luna es que hay cinco niveles superpuestos. Esto se debe a que cada vez que llegaba un nuevo mandatario mandaba enterrar y sellar el templo anterior para empezar de cero una nueva construcción bajo sus indicaciones.

Imponente construcción pre incaLa Huaca del Sol, por su parte, era el centro político-administrativo de la cultura moche. Esta edificación, con forma piramidal, está formada por más de 140 millones de adobes que fueron colocados uno por uno, según cuenta la historia, por 250.000 hombres. Pero hay un dato aún más impresionante: la leyenda dice que se tardó tan solo tres días en construir la Huaca del Sol. Claramente los moches no eran grandes defensores de los derechos de los trabajadores.

A pesar de que desde hace 28 años se han realizado intensos trabajos de excavación en las Huacas del Sol y la Luna, estos complejos arqueológicos todavía tienen muchos secretos escondidos. Uno de ellos salió a la luz en 2013: excavadores hallaron un total de 300 tumbas acompañadas de cerámicas de gran valor. ¿Cuál será el próximo tesoro que saldrá a la luz en este impresionante lugar?

¿Cómo llegar a las Huacas del Sol y la Luna?

Centro de trujillo con iglesia colonial
Trujillo

Las Huacas del Sol y la Luna se encuentran a tan solo 6 kilómetros al sureste de Trujillo y son parte de la conocida como Ruta Moche.

Puedes llegar a este lugar fácilmente desde el centro de la ciudad tomando un taxi o un bus en el óvalo Grau. Si vas por tu propia cuenta a las Huacas del Sol y la Luna, te recomendamos parar a comer en los restaurantes que encuentres en la carretera justo antes de llegar al complejo. Sus platos tienen lo que siempre busca un turista: son buenos, bonitos y baratos (además de contundentes).

Para aquellos que quieren una experiencia más completa, en Denomades ofrecemos un tour a las Huacas del Sol y la Luna, en el que te acompañaremos en un recorrido histórico por estas dos pirámides y te contaremos todos lo que se sabe hasta ahora de cada una de ellas.

Precios y horarios de las Huacas del Sol y la Luna

  • Turistas observan diseños de complejo arqueológicoHorario: Las Huacas del Sol y la Luna abren de lunes a domingo de 9 de la mañana a 4 de la tarde.
  • Precios: El precio de las entradas es de S/ 10 (alrededor de 3 dólares), con descuento para universitarios y adultos mayores peruanos, así como para niños.
  • Museo: Además, en este lugar encontrarás un museo que te recomendamos visitar después de tu visita al complejo arqueológico. El precio de entrada al museo es de S/ 5 (1,5 dólares).

Si te gustó este artículo y la información que encontraste, ¡regálanos 5 estrellas!

Huacas del Sol y la Luna: todo lo que debes saber, 4.10 / 5 (10 votos)

Si te gusta viajar, descubriendo nuevos lugares y personas te interesarán nuestras redes sociales. Únete a nuestra comunidad viajera y disfruta compartiendo con otros viajeros.  [social_list_post]


Tours a Machu Picchu

(Visited 4.691 times, 55 visits today)