¿Qué hacer en Venecia? Consejos para disfrutar al máximo de tu viaje

0
437
Personas navegando en río de Venecia

Venecia es una de las ciudades más visitadas del mundo y no es para menos. La belleza de sus canales se une a su fantástica arquitectura, donde destaca el gótico veneciano, para crear un destino único en el mundo.

Cientos y cientos de personas llegan cada día a Venecia para cruzar sus puentes, adentrarse en sus edificaciones y recorrer sus canales en góndola. Así que, lo primero que debes tener en cuenta es que es difícil visitar alguna zona de Venecia sin toparse con turistas. En este artículo vamos a contarte un poco de todo, los lugares imprescindibles y algunos puntos menos visitados, para que puedas elegir qué Venecia quieres conocer.

Si tienes planeando un viaje por Italia y Venecia está en tu lista de ciudades que visitar, ¡sigue leyendo!


Qué ver y hacer en Venecia

Plaza de San Marcos

Aunque las góndolas intentan quitarle el protagonismo, la verdadera estrella de Venecia es la plaza de San Marcos. Este lugar, testigo de la historia, lleva siglos enamorando a quien lo pisa, tanto es así que Napoleón lo definió como «el salón más bello de Europa». Aquí es importante destacar que se trata del punto más bajo de Venecia, por lo que no es extraño que se inunde entre los meses de octubre y enero. Si piensas visitar la ciudad en esta fecha, hazte con calzado impermeable.

La gran estrella de esta plaza es la basílica de San Marcos, una edificación bizantina que fue fundada, nada más y nada menos, que en el año 828. Si por fuera te parece impresionante, no dudes en entrar. Sus paredes, llenas de frescos dorados, y sus cúpulas son de las cosas más bonitas que vas a ver en la vida. El precio de la entrada general es de 6 euros y puedes comprarla por internet para evitar colas. Sin embargo, si quieres conocer toda la historia de este lugar, te recomendamos hacer una visita guiada.

Además, en la plaza de San Marcos se encuentran otras grandes obras venecianas como el Palacio Ducal, de arquitectura gótica y que en su momento funcionó como residencia del duque y como sede del Gobierno veneciano. En la actualidad se puede visitar como museo donde verás de cerca obras de Tiziano y Tintoretto.

Desde la parte trasera del Palacio Ducal puedes (¡y debes!) cruzar por el interior del famoso Puente de los Suspiros, que según dicen debe su nombre al último suspiro al aire libre que daban los prisioneros antes de entrar a las prisiones. Así llegarás al Palacio de las Prisiones, donde podrás hacer una visita guiada muy interesante.

Justo al lado de la basílica se encuentra el Campanario de San Marcos, una torre de 100 metros de altura a la que puedes subir por un precio de 12 euros y desde el que podrás disfrutar de unas vistas increíbles de Venecia.

Si te sitúas en la plaza mirando a la basílica, a la izquierda encontrarás la Torre del reloj de San Marcos, una edificación renacentista (siglo XV) que debe su nombre a su increíble reloj astronómico.

Además, no dejes la plaza sin fijarte en la biblioteca Marciana, un edificio increíble que fue construido en el siglo XV y que fue decorado nada más y nada menos que por Tiziano, Tintoretto y Veronese.

La plaza de San Marcos está repleta de monumentos históricos. Es muy común ver a la gente pasar rápido por aquí, fijándose en los más llamativos, pero nosotros te recomendamos tomarte tu tiempo, visitarla con calma y observar los pequeños detalles que llevan siglos observando el paso de la historia.

Puente Rialto

Una vez que decidas dejar la plaza de San Marcos (una decisión difícil, por cierto), te animamos a perderte por las callejuelas de Venecia hasta llegar al puente Rialto, uno de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal. Además del más famoso de la ciudad, es el más alto, por lo que ofrece unas vistas muy bonitas.

Aprovecha que estás por aquí para disfrutar del Gran Canal. Siéntate en sus orillas y simplemente disfruta de la magia de este lugar.

San Giacomo de Rialto

Cuando cruces el puente de Rialto, busca San Giacomo de Rialto. Construida en el año 421 por un carpintero de la ciudad, es la iglesia más antigua de toda Venecia. La mayor curiosidad de este templo es el reloj de su fachada, que marca las 24 horas del día y que, por lo tanto, tiene los números (romanos) colocados de una manera a la que no estamos acostumbrados con, por ejemplo, el XII donde normalmente encontramos el IX.

Paseo en góndola

Muchos turistas no conciben visitar Venecia y no subirse en una góndola. Si tienes claro que este es un plan que sí o sí quieres hacer, te animamos a reservar nuestro paseo en góndola para tenerlo todo listo cuando llegues a la ciudad.

Una opción mucho más económica que te puede interesar si lo del paseo en góndola no está entre tus planes principales, pero te apetece vivir la experiencia es usar el Traghetto, una góndola que se utiliza para cruzar el canal de un lado a otro y que cuesta tan sólo 2 euros para los turistas. Eso sí, el viaje es de tan solo unos segundos.

Teatro La Fenice

 

View this post on Instagram

 

A post shared by MartinDeppe (@versailles_everywhere)

Los aficionados de la ópera (y los que no también) tienen una cita obligatoria con el teatro La Fenice, la famosa ópera de Venecia. Un plan de esos que no se te van a olvidar en la vida es acudir a uno de sus espectáculos, aunque si no encuentras entrada o si el presupuesto no te alcanza, te animamos a visitar al menos su lujoso interior. El precio de la entrada general es de 12 euros.

Librería Acqua Alta

Y si lo tuyo son los libros, no te puedes perder esta librería, un lugar de esos que triunfará en tu Instagram. Como su propio nombre indica, cuando el caudal sube, el establecimiento se llena de agua. Es por eso que en su interior encontrarás diferentes sistemas para evitar que los libros se estropeen. Además, se encuentra a orillas de uno de los canales, por lo que le da un toque aún más mágico.

Santa María della Salute

Venecia está repleta de iglesias y es difícil elegir cuáles hay que conocer en una visita corta a la ciudad. Aquí te recomendamos la de Santa María della Salute, construida en 1631 para conmemorar el final de la peste que dejó más de 80000 muertos en Venecia. Con una cúpula impresionante, se erige a orillas de uno de los extremos del Gran Canal y en su interior cuenta con obras de grandes maestros italianos como Tiziano y Tintoretto.

Barrio judío de Venecia

La historia de los judíos en Venecia, como en toda Europa, es una huida continúa de la persecución. En 1516, en el barrio de Cannaregio, los gobernantes de la ciudad crearon el primer gueto del mundo, que duró hasta la llegada de Napoleón en 1797 y que volvió en la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, este es un lugar menos turístico (teniendo en cuenta que en Venecia el turismo está en todos lados), en el que podrás acercarte a la vida veneciana más real.

Barrio de Dorsoduro

Otro de los lugares que todavía sobreviven al turismo, con vecinos puramente venecianos y tiendas que no tienen a los visitantes como principal objetivo, es el de Dorsoduro. Aquí puedes llegar después de cruzar el puente de la Academia y visitar la galería del mismo nombre. Como hemos dicho, es difícil encontrar un reducto sin turistas en Venecia, pero aquí al menos podrás hacerte una idea de cómo es la vida (real) en la ciudad. Además, es un buen lugar para comer, ya que encontrarás precios algo más económicos que en el centro.

Subir a los miradores

Una de las mejores maneras de conocer Venecia y hacerse una idea de cómo es la distribución de esta ciudad es subir a sus miradores. Al ya mencionado del Campanario de San Marcos se suman muchos otros, como el del Fondaco dei Tedeschi, que ofrecen diferentes e impresionantes vistas de la ciudad. Elige el que más te apetezca visitar y prepara espacio en tu teléfono para llenarlo de fotos.

Comer, comer y comer

¿Cómo hemos dejado esto para el último punto de qué hacer en Venecia? Al hablar de Italia, es inevitable pensar inmediatamente en la comida. La pizza y la pasta serán tu alimentación básica durante tus días en este país europeo. No te culpes, disfrútala porque de verdad que es deliciosa. Pero no es lo único que podrás comer. En Venecia existen un sinfín de restaurantes y, aunque muchos de ellos sean caros, también puedes encontrar sitios baratos como Pasticceria Nobile, Rosticceria Gislon, Arte della pizza o Dal Moro’s.

Además, seguro que alguna vez has oído hablar del famoso Aperol Spritz, una mezcla de vino Prosecco, Aperol y agua con gas que encontrarás en cada bar de Italia. En Venecia puedes probarlo por 2 euros o menos en establecimientos como Bacareto da Lele o DoppiaLuna.

Qué ver cerca de Venecia: excursiones de un día

Murano, Burano y Torcello

Venecia está formada por alrededor de 120 islas y cada una de ellas tiene un encanto especial. Una excursión clásica de un día es visitar las islas de Murano, Burano y Torcello. Murano es conocida por su producción de vidrio artesanal soplado, por lo que es el lugar perfecto para comprar un recuerdo típico. Burano, por su parte, se caracteriza por sus casas coloridas y por el tejido de encajes y Torcello es considerada el lugar de Venecia que más tiempo lleva siendo habitado de manera continua.

Ciudades cercanas a Venecia

Uno de los puntos fuertes de Italia es su sistema ferroviario. Todo el país está conectado de manera excelente en tren y los billetes no son muy caros, por lo que es fácil pasar de una ciudad a otra en poco más de una hora.

Si te encuentras en Venecia y tienes tiempo suficiente, puedes aprovechar para visitar otras ciudades de la zona como Bolonia, con uno de los cascos antiguos más grandes y mejor conservados de Europa; Verona, cuna del amor por la historia de Romeo y Julieta, y Padua, famosa entre los religiosos por su patrón, San Antonio.

Estas tres ciudades se encuentran, como mucho, a una hora y media en tren desde Venecia, por lo que se prestan perfectas para hacer una excursión de un día.

Cosas que saber antes de visitar Venecia

Gran Iglesia al atardecer en Venecia

Mejor época para visitar Venecia

Como hemos repetido a lo largo del artículo, Venecia es de esas ciudades que están siempre llenas de turistas, por lo que quizá tu primer objetivo sea visitarla cuando la afluencia es un poco más baja. 

Coincidiendo con la temporada de invierno, entre noviembre (después de la Bienal) y marzo se da el momento en el que hay menos turistas en Venecia, aunque dentro de estos meses es importante evitar la época de Navidad y de Carnaval si lo que buscas es encontrarte con menos gente. Eso sí, te recordamos que esta temporada puede ser de lluvias y la ciudad puede sufrir inundaciones, por lo que te recomendamos ir con todo lo necesario para disfrutar de Venecia sin inconvenientes. La temporada alta, por su parte, se da entre mayo y octubre.

Cómo llegar a Venecia

Como hemos comentado anteriormente, uno de los grandes beneficios para los turistas que visitan Italia es que es muy fácil moverse por todo el país en tren, un medio de transporte que resulta barato y cómodo. Si te encuentras ya dentro del país en una de las principales ciudades cercanas a Venecia, podrás llegar en tren. Si estás fuera de Italia o lejos de Venecia, te recomendamos ir en avión.

Información sobre la moneda y el idioma

Italia forma parte de la zona euro, por lo que el euro es su moneda principal. Una de las cosas que sorprende a muchos turistas que llegan a Italia es que todavía existen muchos sitios en los que no se puede pagar con tarjeta, por lo que te recomendamos que lleves siempre efectivo.

En cuanto al idioma, como el italiano es muy parecido al español, no tendrás ningún problema para comunicarte. Este país está totalmente acostumbrado a recibir turistas de todo el mundo, por lo que si no sabes hablar italiano podrás hablar en español o en inglés y te entenderán a la perfección.

Preguntas frecuentes acerca de Venecia

¿Cuántos días se necesitan para visitar Venecia?

Venecia es de esas ciudades en las que puedes pasarte semanas y semanas y no la conocerás del todo. Si tienes el tiempo justo y te interesa conocer lo básico, te recomendamos pasar tres días en la ciudad italiana. Si puedes alargarlo un poco más, entre cinco y siete días es un número perfecto.

¿Es necesario hablar italiano para visitar Venecia?

Como hemos comentado en el punto anterior, en Venecia están acostumbradísimos al turismo y puedes comunicarte sin ningún tipo de problema tanto en español como en inglés. Eso sí, como siempre decimos, nunca está de más aprender las palabras básicas del idioma del país que estás visitando, es una buena forma de interactuar con sus habitantes y mostrar educación y respeto.

¿Qué ropa llevar a Venecia?

Antes de contestar a esta pregunta, tienes que pensar en qué época del año vas a visitar la ciudad. Si lo haces durante la temporada de invierno (y de lluvias), lo mejor es que lleves botas de agua y todo tipo de ropa impermeable. Muchas veces los canales se desbordan y tendrás que pasear por caminos totalmente inundados. Si, por el contrario, vas en la temporada de verano, te recomendamos ropa ligera y una botella de agua reutilizable que rellenarás constantemente en las fuentes de la ciudad.

Eso sí, en cualquiera de las dos temporadas asegúrate de llevar un calzado cómodo, ya que Venecia es de esas ciudades en las que se camina sin parar.

¿Dónde alojarse en Venecia?

Al ser una de las ciudades más visitadas del mundo, encontrar alojamiento en Venecia puede convertirse a veces en una odisea. Por eso, te recomendamos que planifiques tu visita con tiempo y reserves con bastante antelación. Además, el precio de los alojamientos en el centro de la ciudad es muy elevado. Si quieres algo más barato, puedes buscar en barrios como Mestre, Bagaron, Campalto o Triestina. La ciudad tiene muy buenas conexiones en bus, por lo que no tendrás ningún problema para llegar al centro. Eso sí, una vez en el centro tendrás que ir a todos los lados a pie o en bote (¡hasta los taxis son barcos por los canales!), ya que en el centro de Venecia no hay transporte tradicional e incluso están prohibidas las bicicletas y las motos.


¿Conoces otros lugares y consejos sobre Venecia que debiésemos agregar a este artículo? ¡Comparte tus tips con nuestra comunidad de viajeros!


Si te gustó este artículo y la información que encontraste, ¡regálanos 5 estrellas!

[ec_stars_rating]


Si te gusta viajar, descubriendo nuevos lugares y personas, te interesarán nuestras redes sociales.