Ushuaia: 10 panoramas imperdibles para conocer la ciudad y su historia

0
13045

Tierra del Fuego. Con un nombre así, no es de sorprenderse que la isla grande sea de gran atractivo turístico. Si a eso le sumamos sus parques que se extienden por su fragmentada y montañosa geografía, obtenemos como resultado una verdadera tentación que ninguno viajero se puede perder. En el lado argentino su capital es Ushuaia, la «ciudad más austral del mundo«. Portada de @Deensel.

¿Y qué puede hacer uno ahí, aparte de morirse de frío? Puede que sea una de las primeras interrogantes en tu cabeza, pero la verdad es que Ushuaia -al igual que la capital de la provincia en el lado chileno, Porvenir- sirve como «base» para llegar a las atracciones más australes cercanas a la ciudad. Hoy, sin embargo, le daremos valor a la ciudad por sí misma y a sus imperdibles panoramas. Si planeas actividades outdoor, visita los Atractivos cercanos que no puedes perderte.

Centro de Ushuaia
Centro de Ushuaia / Foto de @miroab

1) Tomar un chocolate caliente

La respuesta al frío nos viene a la cabeza de forma automática: abrigarse tomar chocolate caliente siempre es la mejor opción. Sentir el sabor mientras el vapor cosquillea ligeramente tu nariz que disfruta su aroma es algo imperdible, y en Ushuaia lo saben bien.


Reserva el circuito W.

Dentro de las recomendaciones más locales cuentas con «Laguna Negra«, ubicada en San Martín 513, que te ofrecerá un chocolate caliente ideal para terminar una jornada de trekking. Lo mejor: tiene una variedad de chocolate, dulce de leche y otros que te harán abandonar el local con el bolso más que cargado. Si optas por las cadenas más tradicionales, uno de los lugares más conocidos es «Chocolates del Turista«, que también tiene sucursales en otras ciudades argentinas.

2) Quedarse en el bar hasta que cierre

En este caso, el cariño del público se lo lleva «Dublín». Se corona como el «Bar Irlandés del Fin del Mundo» y tienen sus fieles seguidores con justa razón. El ambiente suele ser bastante acogedor y rústico, dando la opción de tomar unas pintas al terminar la jornada. Los precios son económicos (para un pueblo turístico) y su ubicación en pleno centro prometen un cómodo retorno a donde se pernocte, volviendo bastante tentadora la idea quedarse hasta el horario de cierre. Si no quieres una cerveza de las marcas más conocidas, pide una pinta de Beagle.

Cerveza Beagle en el bar
Cerveza Beagle en el bar / Foto de @Noel Hidalgo

3) Deleitarse con la centolla patagónica

Aquí es cuando detengo la prensa y no aceptaré un no como respuesta. La centolla patagónica es algo que sí o sí debes probar. El asunto es éste: mientras más te alejes de la Patagonia, más caro será comerla. En cambio, en Ushuaia (y en las localidades vecinas del archipiélago de Tierra del Fuego) su precio es ridículamente asequible.

Opciones encontrarás muchas, pero los locales te recomendarán la «Tía Elvira» o «El Viejo Marino», ambos con un buen precio y variaciones en el menú. De todas formas, date un par de vueltas, que Ushuaia está repleto de lugares para comer mariscos.

Plato de centolla patagónica
Plato de centolla patagónica / Foto de @lindadevolder

4) Visitar la cárcel de Ushuaia

El penal de Ushuaia se ha vuelto un punto importante para el turismo de la ciudad. Hasta 1947 se encontró en funcionamiento, ofreciendo duras condiciones para los reclusos. Volvamos en el tiempo al presente y hoy en día alberga el Museo del Presidio, el Museo Marítimo de Ushuaia, el Museo de Arte Marino Ushuaia y el Museo Antártico José María Sobral.

En los pasillos de la cárcel podrás ver la dureza de las condiciones en que vivían los reclusos. Para muchos, era mejor el suicidio que ir a parar a Ushuaia, pues era una tortura. Es más, aún quedan pasillos sin arreglar justamente para que los visitantes den un pequeño viaje en el tiempo y comprendan la dimensión del castigo.

Museo del Presidio
Museo del Presidio / Foto de @pya

En estos museos podrás comprender la historia de Ushuaia y cómo evolucionó desde su nacimiento a la actualidad, todo mientras recorres sus pasillos que alguna vez fueron celdas. Si te gusta todo lo náutico, la gran cantidad de maquetas que encontrarás serán todo un deleite.

No te detengas ahí, si estás en un día de aprendizaje, ve al Museo Acatushun y aprende de la biología local, donde podrás ver restos óseos de los animales que constantemente aparecen muertos en la costa y que han sido investigados por biólogos y veterinarios de la zona.  A nivel de historia, puedes recorrer la Antigua Casa de Gobierno y el Museo del Fin del Mundo.

Figura en Museo del Presidio
Figura en Museo del Presidio / Foto de @Danielle Pereira

5) Dar un paseo por el «Tren del Fin del Mundo»

Seamos claros: su nombre se debe a que, en el mundo, no existe otro tren en funcionamiento más al sur que éste. Si bien en un principio servía para transporte de presos y sus provisiones y materiales, tras el cierre del penal y el terremoto de 1949 quedó imposible de usar y en el abandono.

En 1994 fue habilitado nuevamente, pero esta vez con fines turísticos. Su recorrido es increíble, empezando a 8 km. de Ushuaia. Desde ahí recorre los alrededores de la ciudad e ingresa al Parque Nacional Tierra del Fuego, ofreciendo vistas únicas, totalmente meritorias de una postal.

Tren del Fin del Mundo
Tren del Fin del Mundo / foto de @Hugo Pardo Kuklinski

6) Recorrer la Galería Temática

Otro punto importante si eres fanático de aprender historia mientras viajas. En la galería podrás encontrarte tres niveles que retratan la historia de Tierra del Fuego, con salones bastantes acondicionados y figuras de cera bastante reales. Lo más bonito es que se permite en varias zonas interactuar con la exposición, lo que se puede prestar para graciosas selfies. Además, estarás en todo momento asistido con un audiorelator y tendrás a tu disposición documentales sobre la exposición.


banner salar de uyuni

7) Obtener una panorámica de Ushuaia desde el Paseo del Centenario

Como todo lo bueno de la ciudad tiene una ubicación agradablemente céntrica. Esto permite que en cosa de minutos se le pueda visitar y recorrerlo. La magia de este parque, construido para el centenario de Ushuaia, es que permite obtener una vista panorámica de la ciudad y el canal Beagle. ¿Fotografías al atardecer? Sí, ya tienes un lugar para ello.

Paseo del Centenario
Paseo del Centenario / Foto de @maxtdf

8) Asistir a uno de sus entretenidos festivales y eventos

Ushuaia, al ser un foco turístico tan importante en la Patagonia, alberga importantes festivales locales e internacionales, como el Festival Internacional de Música Clásica. La cosa no termina ahí: maratones del Fin del Mundo, comilonas del Fin del Mundo, cicletadas del Fin del Mundo y muchos eventos más, que siempre suelen llevar el mismo apellido/apodo. Para obtener más información, siempre es bueno revisar la página web de Welcome Argentina.

Intérprete en el Día de la Música de Ushuaia
Intérprete en el Día de la Música de Ushuaia / Foto de @culturaargentina

9) Calafate sour, para los que prefieren algo con más «malicia»

El calafate es, sin duda alguna, uno de los frutos insignes de la Patagonia. Así que era cosa de tiempo para que a alguien se le ocurriese hacer un licor de calafate, y de esperarse que surgiera entonces el «calafate sour». En serio, es una mezcla bastante agradable que en la actualidad se está tomando los bares de Argentina y Chile en la zona austral. ¿Mejor idea? Aprovecha de comprar una botella de licor de calafate para que puedas seguir preparándolos en casa. Y sí, sé que repetí muchas veces «calafate» (pero valió la pena).

10) Comprar recuerdos en el Paseo de los Artesanos de la Plaza 25 de Mayo

¿Ya está terminando tu viaje? Es hora de que comiences a pensar en esos recuerditos para ti y tu familia. Para eso iremos a la Plaza 25 de Mayo, pues te encontrarás con el Paseo de los Artesanos. Aquí encontrarás distintos tipos de souvenirs y variopintas artesanías. Es muy probable que te topes con todo lo necesario, desde los posavasos «estandarizados» y otros artículos algo banales, a verdaderas obras de arte en tejido. Definitivamente te terminarás yendo con una o dos bolsitas. Bonus track: en la plaza está la cápsula del tiempo del pueblo.

Ya sea recorriendo los bares o aprendiendo de historia, estamos seguros de que con estos consejos podrás sacarle el máximo provecho a tu visita por la ciudad. Si además quieres seguir recorriendo el país, no dejes pasar los 10 lugares que ver en Argentina antes de morir.


¿Conoces otros panoramas que debiésemos agregar a esta lista? ¡Deja tus recomendaciones en los comentarios!


Si te gustó este artículo y la información que encontraste, ¡regálanos 5 estrellas!

Ushuaia: 10 panoramas imperdibles para conocer la ciudad y su historia, 4.08 / 5 (12 votos)

Si te gusta viajar, descubriendo nuevos lugares y personas te interesarán nuestras redes sociales. Únete a nuestra comunidad viajera y disfruta compartiendo con otros viajeros. 
[social_list_post]


Reserva el circuito W.

(Visited 3.214 times, 3 visits today)