La mejor época para visitar el Salar de Uyuni

0
263195
Reflejo del cielo sobre agua y un automóvil en Salar de Uyuni

El Salar de Uyuni (Bolivia) se convierte, a principios de cada año, en el espejo más grande del mundo. Una extensión gigantesca, que refleja la luz creando efectos ópticos imposibles. La tierra y el cielo se fusionan de una manera única en el mundo, el horizonte se diluye y la perspectiva se pierde. Para nosotros, esa es la mejor época y momento para visitar el Salar de Uyuni.


¿Cuándo se da este fenómeno?
En verano, entre enero y febrero, pudiendo extenderse a la primera semana de marzo. En esta época, se dan generosas lluvias en el altiplano boliviano convirtiendo al Salar de Uyuni en algo parecido a un lago gigantesco de menos de un palmo de profundidad. Cabe destacar que este fenómeno depende exclusivamente del clima y las lluvias, por lo que no no se puede asegurar completamente su aparición.

[banner name=»salar-de-uyuni»]

¿Cuál es el mejor mes para ver el efecto espejo del salar?

La mejor época para vislumbrar el efecto espejo es desde mediados de enero hasta fines de febrero. En este periodo, se concentran las lluvias que inundan el salar y producen este efecto visual. Es importante tener en cuenta que en este periodo es más probable ver el efecto espejo, pero no es seguro, porque las condiciones climáticas pueden variar de una temporada a otra.

Viajeros se reflejan en el agua durante la mejor época para visitar el Salar de Uyuni
Foto: Kickfeed.com

¿El agua dificulta los accesos?
Se pueden dar ciertas limitaciones dependiendo de la cantidad de agua que se acumule en el salar y la climatología. En ocasiones se puede restringir el acceso a la Isla Incahuasi o Isla del Pescado por motivos de seguridad. Dejen que su guía, experto en la zona, tome las decisiones adecuadas.

¿Por qué se da este fenómeno de inundación?
El Salar de Uyuni acumula los sedimentos de múltiples ríos que no encuentran salida al mar. Son los minerales arrastrados por estos mismos ríos los que crearon la capa de sal, y son también los que provocan que el agua se acumule en una superficie salina que ha acabado por ser casi impermeable.

Conos de sal se reflejan sobre el agua durante la mejor época para visitar el Salar de Uyuni
Foto: Rumbosdesconocidos.com

¿Entre enero y febrero es posible visitar el Salar de Uyuni desde San Pedro de Atacama (Chile)?
Sí, en Denomades.com hay salidas confirmadas todos los días del año, para que puedas disfrutar este espectáculo natural. Hay tours de 4 días, con salida y regreso a San Pedro de Atacama, y también hay un tour de 3 días que empieza en San Pedro de Atacama y finaliza en Uyuni.

¡A continuación te dejamos una galería de fotografías del Salar de Uyuni inundado y toda la belleza natural que desprende!

Viajera y el efecto espejo durante la mejor época para visitar el Salar de Uyuni
Foto: 500px.com
Dos viajeros sentados sobre el Salar de Uyuni inundado
Foto: skyscrappercity.com
Viajero observa el cielo estrellado durante la mejor época para visitar el Salar de Uyuni
Foto: dropgol.elsol.com.ar
Viajeros se reflejan gracias al efecto espejo durante la mejor época para visitar el Salar de Uyuni
Foto: Hideki Mizuta
Viajero y el efecto espejo durante la mejor época visitar el Salar de Uyuni
Foto: skyscrappercity.com
Vehículo andando sobre Salar de Uyuni inundado
Foto: youtube.com

Para despedirme, los invito a ver el video que realizamos con denomades.com sobre nuestro tour al Salar de Uyuni desde San Pedro de Atacama, a comienzos de marzo de 2016:

¿Quieres saber más sobre el Salar Uyuni? En el blog de denomades.com te ofrecemos otros artículos que te podrían interesar:

Si te gusta viajar y descubrir lugares, te interesarán nuestras redes sociales. ¡Síguenos y disfruta del mejor contenido de viajes!

[social_list_post]


¿Fuiste al Salar de Uyuni? ¡Comparte tu experiencia y sensaciones con toda nuestra comunidad viajera!


Si te interesó este artículo, ¡prémianos con 5 estrellas!

4.35 / 5 (210 votos)

(Visited 48.656 times, 55 visits today)
Periodista que se aburrió de estar sentado en una redacción obligado a escribir sobre asuntos que no interesaban a nadie. Renunció y dedicó un año entero a su pasión: viajar. A su vuelta, decidió especializarse en contenidos sobre turismo y aventuras. Y este es el resultado.