Qué ver y hacer en Granada: una guía por la ciudad de la Alhambra

0
371
Castillo durante el atardecer en granada españa
granada

Madrid y Barcelona son destinos imprescindibles para los extranjeros que llegan a España, pero, personalmente, cuando mis amigos de fuera del país me preguntan qué visitar, mi respuesta sin ninguna duda es Granada.

La ciudad andaluza lo tiene todo: es barata comparada con el resto del país, el ambiente por las calles es inigualable y, por supuesto, cuenta con una de las joyas arquitectónicas de España, una edificación que no se puede encontrar en ningún otro punto de Europa: la imponente Alhambra, un palacio árabe de la época musulmana de la península Ibérica.

Si estás planeando un viaje por España, mi recomendación es que no te pierdas esta ciudad (y Andalucía en general). Aquí te dejamos algunos consejos para que disfrutes al máximo de tu visita.


Qué ver en Granada

Alhambra de Granada

Empezamos por el emblema de Granada, la magnífica Alhambra. Entre los años 711 y 1492, la mayoría de la península Ibérica estuvo bajo poder musulman. Los musulmanes le dieron el nombre de Al-Ándalus a este territorio y su ciudad más representativa es Granada, ya que fue la última área bajo su poder.

En el siglo XIII, en una de las colinas de Granada, rodeada por el río Darro y por infinidad de árboles, los musulmanes construyeron esta fortaleza, que sirvió de área militar, pero también de ciudadela en la que había palacios y casas de nobles y plebeyos.

El nombre de Alhambra proviene del árabe y significa «castillo rojo o bermellón», ya que este era el color de muchos de los muros y torres de la edificación en su origen, aunque ahora solo prevalezca el color de la piedra con la que fue construida.

Si la ves desde fuera, impresiona por su ubicación y grandeza, pero las paredes solemnes esconden la maravilla que hay dentro de ella. Sus paredes interiores, especialmente las de los Palacios Nazaríes, son una genialidad de la arquitectura islámica difícil de describir con palabras, así que te animamos a que las descubras en tu visita a España.

Eso sí, si vas a visitar la Alhambra, te recomendamos comprar tu entrada con tiempo y, por supuesto, te recomendamos doblemente hacer una visita guiada por la Alhambra y los Palacios Nazaríes junto a Denomades. Recorrer esta fortaleza y sus palacios conociendo la increíble historia que llevó a su construcción y que aquí se desarrolló es interesantísimo.

El precio de la visita a la Alhambra varía dependiendo de lo que elijas. La entrada general cuesta 18 euros e incluye el acceso a los Palacios Nazaríes, el Partal, la Alcazaba y el Generalife.

Mirador de San Nicolás

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Ruby Lin (@faultiertravel)

Después de la Alhambra, mi lugar favorito de Granada es el mirador de San Nicolás. No importa el momento del día en el que vayas, porque a todas horas tiene su magia. Por el día, lo encontrarás lleno de gente que sube hasta aquí para disfrutar de las increíbles vistas de la Alhambra con Sierra Nevada de fondo y con músicos (casi siempre flamencos) que amenizan la visita. Por la noche, es el lugar ideal para sentarte a pensar o a hablar con amigos, mientras tomáis algo y tenéis conversaciones sobre la vida con una imagen inigualable de fondo.

Mi recomendación es que vayas antes de que caiga el sol, así podrás ver cómo va cambiando la ciudad según cae la noche y se van iluminando la Alhambra y el resto de edificios de la ciudad.

El Albaicín y Sacromonte

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Vamos Granada (@granadavamos)

Los barrios de Granada tienen muchísimo encanto, por lo que uno plan excelente para hacer en esta ciudad es simplemente pasear y perderse por sus calles. Dos de los más conocidos son el de El Albaicín y el de Sacromonte.

El primero es conocido, entre muchos otros motivos, por el mirador de San Nicolás y por sus calles enrevesadas y estrechas. En ellas, se entremezclan el olor a cuero y a té, ya que la influencia musulmana sigue muy presente en las tiendas y restaurantes de Granada. Por un momento, sentirás como si te hubieras transportado a un país musulmán.

El segundo tiene una historia muy curiosa, ya que es un barrio típico de gitanos que en los últimos años se ha convertido en un atractivo turístico en el que muchos extranjeros alquilan sus cuevas y acuden a los espectáculos de flamenco, muchas veces improvisados, que aquí se llevan a cabo.

Tapas granadinas

No podemos seguir hablando de Granada sin mencionar sus tapas. Aunque en muchas ciudades de España puedes disfrutar de estos aperitivos que te ponen de manera gratuita junto a la bebida que te pidas en un bar, Granada es conocida porque puedes elegir qué es lo que quieres comer. Una vez que te sientas en una terraza y te pides algo de beber, te traen una carta para qué elijas qué tapa quieres, ¡y gratis!

Catedral de Granada

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ESGranada (@esgranada)

Los Reyes Católicos conquistaron Granada en 1492 y acabaron así con la presencia musulmana en la península Ibérica. La huella que dejaron en la ciudad es importantísima y su presencia sigue literalmente en Granada, ya que se encuentran enterrados en la catedral de la ciudad.

Situado en pleno centro, este templo cristiano de estilo renacentista y barroco fue construido sobre una antigua mezquita y es impresionante por dentro y por fuera. Si quieres visitarlo, te contamos que el precio general de la entrada es de 6 euros por persona. Pero también puedes hacerlo con una visita guiada a la Catedral de Granada y así conocerás toda la historia detrás de su construcción.

Paseo de los Tristes

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Manuel Sueiras (@manuelsueiras)

El paseo del Padre Manjón, popularmente conocido como el paseo de los Tristes, se sitúa entre la Alhambra y el Albaicín, a orillas del río Darro. Resérvate cualquier momento del día para recorrer este paseo, en el que podrás disfrutar de construcciones antiquísimas como el puente del Aljibillo y del ambiente y la música siempre presentes en las calles granadinas.

El Realejo

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ESGranada (@esgranada)

Aunque Granada sea conocida por su historia musulmana, aquí también hubo una importante población judía. Su huella sigue viva en el Realejo, un barrio situado a los pies de la Alhambra. Al igual que ocurre con el resto de la ciudad, este barrio está hecho para pasearlo con los ojos bien abiertos, porque en cada esquina podrás encontrar un detalle que te cuente un poquito de la historia de la ciudad.

Hamames

Los hamames o baños árabes son una de las bases de la cultura que habitaba en Granada. En todos los países árabes se siguen utilizando estos lugares para hacer una limpieza profunda del cuerpo y, por supuesto, en la ciudad nazarí todavía se conservan espacios a los que puedes acudir para que te hagan una exfoliación corporal completa. Pruébalo, es una experiencia única y una forma de relajarse dentro del ajetreo de las vacaciones.

Mirador de San Miguel Alto

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Rosa Rodríguez (@romroe2)

El mirador de San Miguel Alto es un poco menos conocido que el de San Nicolás, pero tiene unas vistas igual o más impresionantes. Está situado algo más alto que el de San Nicolás, por lo que la panorámica de la Alhambra, la ciudad y la Sierra Nevada es más extensa.

Si te apetece hacer una caminata un poco larga (se tarda alrededor de media hora en subir), puedes hacer el recorrido a pie. Si no, puedes coger un taxi o el bus N9 desde la parada Triunfo. 

Monasterio de la Cartuja y de San Jerónimo

Si tienes algo de tiempo para alejarte un poco del centro de la ciudad, te animamos a visitar los monasterios de la Cartuja y de San Jerónimo. El primero de ellos comenzó a construirse en 1506 y es una impresionante obra barroca con paredes recargadas de detalles. El segundo, por su parte, fue fundado por los Reyes Católicos y es un ejemplo de la llegada del Renacimiento a España.

Si quieres visitar alguno de estos dos lugares, tendrás que coger un autobús, ya que están ubicados a las afueras de la ciudad. El precio de entrada general a cualquiera de estos dos monumentos es de 6 euros.

Entrar en todo lo que veas abierto

El último consejo que te quiero dejar es que te asomes a todo lo que veas abierto. En una de mis últimas visitas a Granada, no conseguí entradas para la Alhambra pero me di una vuelta por sus alrededores y descubrí otros rincones de la ciudad que quizá no habría descubierto si visitaba la fortaleza musulmana.

Ya sabes, si ves una puerta abierta, pasa a descubrir qué hay en su interior, porque puedes encontrar verdaderas joyas poco conocidas de la ciudad. ¡Y el acceso a muchas de ellas es gratuito!

Qué ver cerca de Granada: excursiones de un día

Además de una ciudad preciosa, Granada está rodeada de pueblos y montañas a los que hacer excursiones de un día. Aquí te dejamos algunas ideas de lugares que puedes visitar en una excursión de un día desde Granada.

Sierra Nevada

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Betel De La Fuente (@beteldelafuente)

Sierra Nevada se impone en Granada con sus grandes picos que la convierten en el segundo macizo más alto de Europa Occidental por detrás de los Alpes. En sus montañas tienes opciones durante cualquier época del año. Mientras que en invierno se convierte en una de las pistas de esquí más importantes de España, en las épocas de mejor tiempo es un lugar ideal para hacer caminatas.

Por ejemplo, si te gusta el senderismo, puedes hacer la ruta que te lleva hasta los más alto del pico Veleta, una de las grandes cumbres de la península Ibérica. Si decides hacer algo así, ten en cuenta la altura a la que vas a ascender. Yo hice la caminata del Veleta en julio y, aunque Andalucía es una zona muy cálida en verano, ahí arriba hace mucho viento, así que lleva cortavientos o chaqueta para no pasar frío. Otra opción de senderismo, más sencilla que el ascenso al Veleta, es la de los Cahorros de Monachil, una de las más populares de Sierra Nevada.

Y si vas a visitar Granada durante la temporada de nieve y quieres probar algo nuevo, una opción muy entretenida es hacer senderismo con raquetas por estas montañas.

La Alpujarra

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Vamos Granada (@granadavamos)

La Alpujarra es un conjunto de pueblitos de montaña que están situados entre Granada y Almería. Sus casas blancas se fusionan con el entorno y crean un lugar mágico que seguro que te va a encantar visitar. Algunos de los más conocidos son Lanjarón, famoso por su agua, Órgiva, con la mayor comuna hippie de España, Pampaneira, con una interesante arquitectura bereber, y Trevélez, donde podrás probar uno de los mejores jamones serranos de tu vida.

Ciudades cercanas a Granada

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Toader Tamara (@tamaratoader)

Al principio de este artículo contaba que siempre recomiendo a mis amigos extranjeros que visiten Granada, pero, en realidad, si vienen con tiempo, mi recomendación es que hagan un tour por toda Andalucía. Desde las playas de Almería hasta las de Huelva, pasando por todas las ciudades y pueblos de interior, Andalucía es de esos lugares que tiene un sinfín de cosas por conocer.

Si cuentas con poco tiempo, lo quieres aprovechar al máximo y no te importa pasar unas horas en coche, desde Granada puedes conocer algunas de las ciudades más bonitas de España. A menos de dos horas se encuentra Córdoba, con sus patios especialmente decorados las dos primeras semanas de mayo y con su increíble mezquita, también producto de la época de Al-Ándalus.

A una distancia parecida también se encuentra Málaga, una ciudad muy de moda últimamente porque muchas empresas españolas y europeas han decidido trasladar o abrir su sede aquí (Google entre ellas). El buen tiempo y la playa tienen la culpa de esto, ya que en enero, el mes más frío del año, las temperaturas oscilan entre los 12 y los 20 grados.

Cosas que saber antes de visitar Granada

ciudad medieval con montañas al fondo en granada

Mejor época para visitar Granada

Andalucía es conocida por su buen tiempo durante todo el año, aunque en verano las temperaturas son excesivamente altas y no es raro ver que los termómetros sobrepasen los 40 grados durante los meses de julio y agosto. Si no te gusta el carlo, ya sabes qué meses tienes que evitar.

Por eso, una buena opción siempre es ir durante la primavera o el otoño. Aunque si te gusta esquiar o quieres conocer la nieve, puedes aprovechar el invierno para conocer esta ciudad y sus alrededores.

Consejos de transporte y movilidad

Aunque España está cada vez mejor conectada en tren, a Granada todavía no han llegado las compañías de bajo coste. Aún así, puedes encontrar buenos precios para viajar en AVE, el primero de los trenes de alta velocidad del país, que te lleva de Madrid a Granada en tres horas y media.

Si te encuentras en la capital española, también puedes llegar a la ciudad nazarí en autobús, aunque el viaje será de al menos cuatro horas y media y, si compras los billetes con tiempo, el precio entre el tren y el bus no es muy diferente.

Información sobre la moneda y el idioma

Al igual que en la mayoría de los países de la Unión Europea, la moneda oficial de España es el euro. Aunque se puede pagar en prácticamente todos los sitios con tarjeta, hay ciertos servicios como los autobuses en los que necesitarás efectivo, así que, por si acaso, te recomendamos llevar siempre algo de dinero encima.

En cuanto al idioma, como ocurre en las ciudades más turísticas de España, aunque se habla español, los comerciantes están acostumbrados a la visita de extranjeros y muchos de ellos entienden otros idiomas como el inglés.

Preguntas frecuentes

¿Cuántos días se necesitan para visitar Granada?

El ambiente de Granada te dará ganas de quedarte al menos una semana en esta ciudad. Pero teniendo en cuenta que estarás de visita y que seguramente tengas poco tiempo, te recomiendo que reserves un día para la Alhambra y otro para recorrer las calles de la ciudad y entrar a lugares como la catedral. Es decir, como mínimo, quédate dos días enteros en Granada.

¿Qué platos típicos debería probar?

Como toda la historia de Granada, la gastronomía de la ciudad también está influenciada por la presencia musulmana, pero también comidas típicas españolas como el ya mencionado jamón de Trevélez o la tortilla de Sacromonte, típica del barrio del que te hemos hablado anteriormente. Mi recomendación es que comas de tapas todo lo que puedas, más que ir a un restaurante y pedir un solo plato, así podrás probar un poco de todo y elegir tu plato favorito.

¿Es necesario hablar español para visitar Granada?

Aunque en Granada están acostumbrado a los turistas y siempre encontrarás a alguien con quien puedas comunicarte en inglés, es mejor tener una base de español para disfrutar al máximo de esta ciudad.

¿Qué ropa llevar a Granada?

Como has visto a lo largo del artículo, Granada es de esas ciudades para patear de arriba a abajo, por lo que es imprescindible que lleves zapatillas cómodas en tu visita. Además, si viajas a este destino durante la temporada de más calor, asegúrate de llevar ropa fresca en tu maleta, ten siempre agua a manos y hazte con un abanico, podrás comprarlo prácticamente en cualquier tienda y verás cómo se convierte en un imprescindible en tu visita.


¿Conoces otros lugares de Granada que debiésemos agregar a este artículo? ¡Comparte tus tips con nuestra comunidad de viajeros!


Si te gustó este artículo y la información que encontraste, ¡regálanos 5 estrellas!

[ec_stars_rating]


Si te gusta viajar, descubriendo nuevos lugares y personas, te interesarán nuestras redes sociales.